Mediador.info es la web sobre la Mediación


Toda la información sobre mediación: qué es, para qué sirve, qué ámbitos de actuación tiene, por qué es el futuro de la resolución de conflictos y por qué es clave para resolver todo tipo de problemas, entre todo tipo de personas y en todo tipo de situaciones. Descubre por qué la mediación es un proceso de éxito con cada vez más peso internacional, por qué lo fomenta el Estado y qué beneficios educativos tiene. Descubre por qué está de moda la mediación: descubre sus principios, sus máximas y por qué hay tanta satisfacción por quienes han pasado por un proceso de mediación para resolver un conflicto.
infografia información sobre la mediación

¿Qué es la Mediación?

La mediación se ha convertido en uno de los sistemas de gestión y resolución pacífica de conflictos más reconocido internacionalmente. Los estados y los ciudadanos cada vez apuestan más firmemente por esta nueva metodología, porque supone importantes consecuencias para la mejora de la convivencia de las personas, de las sociedades y de la consolidación de la democracia en los países. Empieza a ser habitual que la mediación sea el sistema elegido en numerosos ámbitos de aplicación y que se ofrezca tanto para los conflictos familiares como para los educativos, laborales, comunitarios, sanitarios u organizacionales, entre otros.

La mediación basa su éxito en pilares como el respeto, el diálogo individual y social, el consenso, la democracia y la pacificación social. La figura del mediador tiene como objeto intervenir como un tercero que facilita el acercamiento de posturas de partes enfrentadas, promoviendo una negociación consensuada que acabe con el conflicto. La mediación, siendo un sistema de resolución de conflictos, se diferencia de otros modelos como la conciliación y el arbitraje. Tiene su base en los principios de neutralidad y en no reemplazar a ninguna de las partes como protagonistas de la elaboración del acuerdo, devolviendo y fomentando la responsabilidad individual y colectiva de los individuos y las organizaciones.

En España se cumple con la Directiva de 2008 sobre mediación. Asimismo, la mayoría de las Comunidades Autónomas cuentan con Leyes específicas en esta materia, haciéndose especial énfasis en la importancia que tiene la figura del mediador para la resolución del conflicto.

Desde hace más de dos décadas la Universidad Complutense (UCM) ha hecho un gran esfuerzo para ofrecer la formación de máxima calidad en mediación, aunando la necesaria teoría con la enriquecedora práctica en servicios de mediación, en los contextos más diversos. Con ello se pretende que la profesionalización en esta nueva disciplina ofrezca las mayores garantías de eficacia para los ciudadanos.

La Universidad Complutense ofrece la mejor y más completa formación teórico-práctica, para acceder a este nuevo campo profesional que tiene tanto futuro.  

¿Para qué sirve la Mediación?

La mediación se utiliza para resolver todo tipo de conflictos que puedan darse en un ámbito civil, mercantil, familiar, escolar, empresarial o sanitario.

Sirve para acercar posturas que pueden darse a nivel local, nacional o internacional y tiene como objetivo no arbitrar el proceso, sino organizar un diálogo basado en la confianza, la responsabilidad, el consenso y la paz social.

Es un proceso de resolución de conflictos ideal, tanto para causas penales, como Separaciones matrimoniales, casos de inmigración, como casos de divorcio, separación, filiación, patria potestad, etc.; también para juicios de alimentos, incapacidad laboral, inhabilitación, rehabilitación y amparos; para causas contra el Estado, municipios y empresas; para juicios sucesorios, voluntarios, preventivos, quiebras o cualquier tipo de conflicto laboral.  

¿Por qué es importante la Mediación para resolver y gestionar conflictos?

La mediación es importante porque devuelve el poder de la gestión y de la solución del conflicto a las partes que están directamente implicadas y que disfrutan o sufren las consecuencias del acuerdo. De este modo, el mediador, figura clave en todo proceso de mediación, gestiona la resolución del conflicto de una forma pacífica, con el objetivo de contentar a ambas partes y/o minimizar al máximo los perjuicios que se derivan.

La forma habitual históricamente de solucionar los problemas sociales e interpersonales, con nuestra familia, empresa o estado, ha sido siempre delegando la tarea a un árbitro, normalmente judicializando el proceso, para que encuentre lo que mayor interés pueda suponer para las partes, sin tener en cuenta el impacto global que genera buscar soluciones interesadas a problemas que implican a más de una persona.

Por este motivo, y tomando como ejemplo problemas familiares que puedan aparecer como consecuencia de una separación con hijos de por medio, las pensiones alimenticias para los hijos la mediación puede suponer la mejor manera de resolver los conflictos conyugales y económicos resultantes de una separación, teniendo en cuenta que el hijo en común puede verse afectado de una resolución del conflicto basada exclusivamente en los intereses particulares de las partes implicadas. De este modo, cuando un conflicto utiliza la mediación como forma de resolver los problemas familiares, las soluciones son más cercanas, realistas, comprometidas, responsables y consensuadas, llegando a acuerdos que favorecen la globalidad del proceso, en este caso, el hijo en común, contentando a ambas partes, no quizá a corto plazo, pero sí a medio y largo, consiguiendo una ecología de la resolución del proceso menos traumática para todas las partes implicadas y mejorando considerablemente las consecuencias de una judicialización del proceso de separación.

La mediación aparece, por lo tanto, como alternativa en la intervención, facilitando exclusivamente formas de dar con la solución para el conflicto, acercando posturas y fomentando el diálogo. Un mediador te asesora, a parte de defender tus derechos, en cualquier tipo de acto. Existe mediación también para el ámbito familiar, en actos sucesorios relacionados con testamentos, herencias y donaciones.

El mediador da a conocer los ámbitos de aplicación de la mediación y explora nuevas oportunidades para encontrar nuevas soluciones, de forma creativa, consensuada y entendiendo el interés de una forma global y compartida.

En muchas ocasiones, la mediación dota de los instrumentos necesarios para ayudar a terceros a solucionar sus conflictos y llegar a acuerdos, ayudando a descubrir y potenciar habilidades personales que fomentan la capacidad de cada uno para encontrar soluciones y ser colaborativo.

Los ámbitos de actuación de la mediación pueden ser tanto para sectores públicos como privados. El acuerdo es el resultado de una mediación de éxito. Debe firmarse por las partes y por el mediador, conservando un ejemplar cada uno de ellos. El mediador es la figura que traza objetivos, dispone de tiempos y recoge los acuerdos a resolver a modo de motivación conjunta que finaliza en el cumplimiento de éstos. El mediador pondrá a ambas partes a trabajar aspectos como el consenso, la comprensión, la empatía, la implicación y la responsabilidad para con la totalidad de las partes, respetando los tiempos, los pequeños acuerdos y con el objetivo de cumplir una agenda que finaliza en acuerdo consensuado que favorezca a ambas partes a corto, medio y largo plazo.

¿Necesito un mediador para resolver un despido?

En casos de despido laboral u otros asuntos laborales, la figura del mediador es cada vez más util, este tipo de mediación se utiliza para intentar resolver los conflictos planteados cuando las empresas presentan un ERE o el cierre de la empresa. Para otros asuntos como los horarios, la figura de un mediador puede ser clave para resolver y negociar manteniendo los intereses de ambas partes equilibrados.  

¿Por qué estudiar un Curso de Mediación en resolución y gestión de conflictos?

La Universidad Complutense está comprometida con la formación en mediación, a través de formas de encontrar soluciones pacíficas y consensuadas en cualquier ámbito, sea familiar, profesional o burocrático. A través de sus cursos de mediación, la UCM pone a disposición de estudiantes instrumentos modernos y actuales que exploran soluciones creativas, operativas y responsables a conflictos que pueden darse a nivel local o internacional. Los cursos de mediación dotan a los alumnos de los instrumentos necesarios para ayudar a terceros a solucionar cualquier tipo de conflicto y a llegar a acuerdos. Los ámbitos de actuación, además, son muy diversos y la mediación, cada día más, está siendo parte fundamental y, en ocasiones, protagonista indiscutible de grandes acuerdos y grandes soluciones a conflictos enquistados, problemas de difícil solución y a encontrar un diálogo en posturas históricamente enfrentadas o potencialmente problemáticas.

Las prácticas que se entrenan y se estudian se basan en entrenamientos técnicos de mediación para grupos específicos, sectores concretos, grupos reducidos, trabajos de manejo de conflictos complejos, a través del role-playing, dramatizaciones y grabaciones con actores, trabajos con video, estudios de caso, exposiciones, defensa de criterios de intervención y elaboración de programas de mediación de uso práctico.

Al finalizar los estudios de Mediación que la Universidad Complutense pone a disposición de los alumnos, los estudiantes se convierten en mediadores con título de grado, una titulación de máster que goza de gran prestigio internacionalmente.

En la actualidad existen numerosos ámbitos de actuación para mediadores, siendo uno de las figuras con mayor crecimiento y que goza de mayor prestigio, por su labor social y colectiva y porque supone grandes beneficios para las partes que deciden poner en manos de la mediación la resolución al problema que tienen entre manos.

¿Te pareció útil la información? Compártela!